Identidad Corporativa: La imagen conceptual de tu empresa

Identidad Corporativa: La imagen conceptual de tu empresa

Tener una identidad corporativa es fundamental y proporciona un valor de diferenciación a la empresa. Cuando hablamos de la identidad de una empresa pensamos en el logotipo o en un color que nos recuerda a la empresa. Pero la identidad corporativa es mucho más, por eso mismo, vamos a definir varios puntos.

¿Qué es la identidad Corporativa?

La identidad corporativa se compone del nombre de la empresa, los colores, el logo, la tipografía, su eslogan,… Se puede definir como todos los elementos externos que conforman la imagen y la personalidad de una empresa.

La identidad corporativa va directamente ligada al nombre, por lo tanto, cuando se crea una empresa o una marca se debe conseguir un nombre atractivo y capaz de permanecer en la mente del receptor.

Elementos utilizados para la creación de la identidad Corporativa:

Para crear la identidad corporativa se emplean una serie de herramientas visuales y psicológicas que pretenden incidir en el subconsciente del receptor, provocando el recuerdo y, como efecto, el deseo por la marca.

Los elementos visuales de la marca son:

– Logotipo: Es un símbolo formado por letras que sirve para identificar una empresa, marca, sociedad o institución. Un logotipo siempre debe ser legible, tener un impacto visual y ser único, puesto que es el recurso de identidad corporativa por excelencia.

– Isotipo: El símbolo de la marca o de la empresa representada únicamente por un icono. Es importante que sea reconocida por los receptores, ya que no va acompañado del nombre de la empresa o marca a la que representa.

-Imagotipo: Es el conjunto icónico-textual. Puede funcionar por separado en muchos casos, es decir, el icono o el texto no tienen la necesidad de estar unidos para ser reconocidos.

-Isologotipo: Es la fusión de icono y texto, pero en este caso, estos elementos no pueden funcionar por separado.

Estos cuatro elementos van acompañados por estímulos sensoriales como son los colores y la tipografía.

– Colores: Sirven para potenciar la impresión instantánea.

– Tipografía: Debe ser coherente y seleccionado según la imagen corporativa que se desea transmitir.

Cuando combinamos la identidad verbal (nombre de la empresa) con la identidad visual se consigue la identidad corporativa.

 

¿Qué es la imagen corporativa?

En el día a día reconocemos muchas empresas, logotipos o nombres, pero además tenemos un sentimiento personal hacia las empresas que identificamos. Por ello, al hablar de identidad corporativa, destaca la imagen corporativa.

La imagen corporativa se definiría como la concepción psicológica que tenemos hacia una empresa y la actitud que muestra la empresa conforme a los valores que pretende representar.

Hablamos de la imagen cuando, por ejemplo, una empresa nos parece fiable, nos genera desconfianza o pensamos que tiene una correcta atención al cliente. Se trata de la idea global que tienen todos los públicos sobre los productos, las actividades y la conducta de una empresa.

Actualización de un logotipo existente

El rediseño de una identidad puede ser una nueva oportunidad para una empresa o marca, pero es una decisión muy delicada y difícil, por ello, se deben evaluar todos los beneficios y los inconvenientes.

 

Permanecer de manera favorable y duradera en la mente del receptor es una labor complicada, pero siempre es posible, por lo tanto, cualquier modificación en los elementos visuales de una identidad corporativa puede hacer un gran cambio en la percepción de una empresa.

¿Cómo se consigue ser recordado?

La identidad corporativa se genera con el tiempo, por lo tanto, otro punto muy importante es la repetición. Mediante la repetición provocamos el recuerdo de la identidad en las mentes de nuestros clientes y clientes potenciales. La repetición se puede conseguir mediante publicidad, merchandising, anuncios, redes sociales, etc.

Debido a que es un proceso que necesita un tiempo, hay que tener en cuenta el valor de los elementos visuales. La repetición de los elementos corporativos de una empresa que tiene una identificación corporativa débil o complicada no va a tener los mismos resultados que una empresa con un logotipo muy definido y distinguido. Por ello, tiene mucha importancia tener una identidad corporativa clara y que transmita los valores de la empresa.

Creación de un manual corporativo

Un logotipo o imagen de marca puede variar en función de los soportes sobre los que se quiere reproducir. No se representa de la misma manera el logo sobre un fondo claro que sobre un fondo oscuro. De ahí la importancia de un manual corporativo.

Cada empresa debe tener un manual de identidad corporativa. Consiste en un dossier en el que quedan establecidas todas las directrices y líneas maestras específicas que debe seguir una marca a la hora de ser proyectada o reproducida sobre cualquier tipo de plataforma y formato.

¿Qué contiene un manual corporativo?

-Formatos y dimensiones: El manual informa sobre las posibles aplicaciones y usos del logotipo y, para evitar la distorsión del mismo, se implementan unas dimensiones establecidas y los formatos correctos.

-Colores Corporativos y tonalidades alternativas sobre fondos: Los colores son probablemente la forma más poderosa de comunicación no verbal que se pueda aplicar en el logotipo, así que indicamos los colores específicos de la marca. Para evitar que un logotipo se fusione con un fondo se indican las recomendaciones de las tonalidades alternativas.

-Tipografía corporativa y secundaria que se deberá utilizar.

-Usos incorrectos del logotipo sobre fotografías, sobre fondos de color o aplicación.

Merchandising

El manual de identidad corporativa debe incluir un apartado en el que, de manera imaginativa y atractiva, plasme posibles soportes publicitarios para promocionar a la empresa. Gracias a estos elementos, se prolonga el efecto de empatizar con el receptor, debido a que impactan e incluso se puede llevar ese producto consigo, ya sea en una camiseta, una USB, un globo, una funda de móvil,…

La intención de estos productos es captar la atención y provocar un recuerdo en el cliente.

 

El merchandising también hace referencia a todo el material de oficina personalizado con el que pueda trabajar la empresa (papelería, papel de
carta, sobres, facturas, albaranes, tarjetas de visita, carteles,…) y que va a distribuir a clientes y/o futuros clientes.

 

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Acepto la política de privacidad