La revolución digital laboral

La revolución digital laboral

Ya quedó en el pasado el proceso de selección tradicional en el que eras capaz de recorrer una a una las empresas en las que aspirabas trabajar dejando currículum y carta de motivación; o acudir a empresas de colocación y dejar todos tus datos profesionales y de contacto; esperar en casa por si llamaban al fijo citándote para una entrevista;…

Desde la llegada de Internet y con la incorporación y éxito de las redes sociales en nuestra vida diaria, la posibilidad de comunicarte con cualquier parte del mundo y de manera inmediata, no solo ha cambiado nuestra manera de vivir o relacionarnos. La era digital también ha supuesto un enorme cambio para el mercado laboral, en el que se han abierto muchas fronteras con la necesidad de nuevos puestos de trabajo, antes inexistentes, y nuevas formas y plataformas de búsqueda de empleo. La manera en la cual el mercado laboral se está adaptando a la omnipresencia de Internet es considerada como una revolución digital laboral.

Analicemos un poco el actual escenario de búsqueda de empleo. ¿Cómo es el proceso? ¿Qué ha cambiado? En primera instancia, se ha formalizado (incluso en empresas trasnacionales de gran repercusión y burocracia) el envío de tu CV a través de la red. Bien sea en un formato de página web, en portales de empleo establecidos, redes sociales particulares con esta función, como es el caso de LinkedIn, o el correo electrónico. Sin importar cuál sea la vía, hay un punto en común, vendemos nuestras capacidades profesionales por internet, obteniendo acceso casi ilimitado a los correos de los agentes de recursos humanos de todo el mundo, pero encontrando, obviamente, mucha más competencia. Por ello es imprescindible ser diferente, saber venderse y hacerlo de una manera original, respetando los parámetros tradicionales (como son una buena ortografía, una buena foto, un lenguaje correcto,…) pero ofreciendo algo distinto que te diferencie y te aporte un valor añadido respecto al resto de miles de usuarios de internet en búsqueda activa de empleo.

 

¿Cómo encontrar trabajo en un mundo laboral digital?

candidato online

Lo cierto es que todas las personas partimos de una misma situación de igualdad a la hora de enfrentarse al mercado laboral que se oferta en Internet; lo importante es saber optimizar estas herramientas y detectar dónde se encuentra el empleo del sector que te interese.

Para aprovechar al máximo la visibilidad que ofrece internet hay que tener en cuenta ciertos aspectos.

  • Si no estás en LinkedIn, no existes. Debes empezar a abrir tu ficha laboral en esta red social que ha incrementado los patrones de búsqueda de manera significativa.

    En dicha plataforma, la visibilidad te la darán diversos roles, a saber: 1) Indicar tu experiencia y tus validaciones. 2) Unirse a grupos de interés que compartan información de tu área que puedan sumar valor a conversaciones, proyectos, empleos y encuestas. 3) Compartir y participar en contenidos de relevancia, logrando visibilidad a través de opiniones y artículos referenciales para tu audiencia. 4) Conecta con las empresas y profesionales que son de tu segmento o con los encargados de selección de personal de dichas organizaciones. 5) Genera una red de contactos que te aporten conocimiento y posibilidad de darte a conocer.

 

  • Portales de empleo. Si bien LinkedIn es la principal herramienta actual de control laboral digital, es importante saber que muchas empresas siguen utilizando portales como mediadores de recolección de síntesis curriculares para su proceso de selección, lo cual les ahorra tiempo. Así que, debes tomarte el tiempo de registrarte, siendo consciente de que los departamentos de recursos humanos buscan candidatos según filtros, por lo que tendrás que cuidarlos para estar lo más visible posible. Según el país donde te encuentres, investiga cuáles son los portales de mayor relevancia con los que más empresas trabajen. En España existen algunos muy relevantes como son Adecco.com; Universia Empleo; InfoJobs.net; Jobtalent.com; entre otros. El hecho de formar parte de estos portales puede reportarte un empleo sin ni siquiera haber aplicado a un puesto si tus filtros responden a las búsquedas de una empresa.

 

  • Ahora bien, algunas empresas no se suman a este sistema, y, simplemente, adaptan un apartado en su web para el envío de candidaturas o, incluso, disponen de su propio portal de empleo.

 

 

¿Son importante las redes sociales personales para la búsqueda de empleo en Internet?

Que no te quede la menor duda. Las empresas también investigan en redes sociales si lo que dices en tu CV o perfil es cierto y les resulta útil para conocerte mejor en otras de tus facetas. Evalúan tu estilo de vida, tu vocabulario, tus relaciones y sobre todo tu experiencia. Es por eso que hay que equilibrar los contenidos que en ellas compartimos. Aunque sabemos que las RRSS son personales, hay que tener en cuenta que nuestro perfil puede estar al alcance de cualquiera, por lo que también hay que cuidar su contenido para que sume puntos a tu favor y no supongan un factor de descarte empresarial.

Muchas empresas realizan búsquedas en redes sociales para la selección de ejecutivos, por lo que aquello que cuelgues lo tienen en cuenta, incluso tus opiniones políticas, sociales y económicas. ¡Es momento de evaluar cómo te estás conectando!

“Dime a quién conoces y te diremos si encontrarás trabajo”

Así como se dice que los contactos son todo, en el mundo digital y para encontrar empleo también es así. La importancia de conocer a la persona indicada en el lugar adecuado a la hora de encontrar un trabajo está más que estudiada y asumida por la sociedad. Por ello, es interesante seguir a las personas adecuadas en redes sociales; compartir contenido de calidad para que el resto de usuarios se percate de tus intereses y formas de ser y trabajar; y establecer contactos directos, a través de correos o mensajes privados, con personalidades que creas pueden hacerte evolucionar como profesional, incluso aunque no las conozcas personalmente.

Si sabes expresarte, venderte y generar interés hacia tu perfil no te será difícil que personas receptoras de tus mensajes o publicaciones, que te resulten interesantes para tu carrera, quieran iniciar una conversación contigo o, simplemente, se acuerden de ti y te tengan en cuenta en futuros procesos de selección.

Pero las redes sociales no solo aportan información a los reclutadores, también suponen una rica fuente de información para los demandantes de empleo quienes, a través de la observación y análisis de perfiles sociales, pueden percibir pistas de a quién, cómo y cuándo deben dirigirse para iniciar una posible relación laboral.

Analizar a la persona a la que nos vamos a dirigir a través de su perfil social online, te reafirmará el tema de “información es poder”. Hay que aprovechar estos recursos, generar aportes, ser interesantes para las diversas audiencias, hacer valer nuestras opiniones y saber vender nuestro CV.

Recuerda que hay millones de personas conectadas y al igual que nos encontramos con mucha información, también encontramos mucha competencia. Establece una estrategia de marketing personal y verás cómo tu búsqueda será más efectiva. Buscar empleo no solo es mandar un currículum.

En general, nuestra recomendación es:

  • presencia social profesional
  • investigación profunda de las empresas y sus encargados
  • conexión versátil y de interés en redes sociales
  • manejo de canales online con cuidado y trayectoria

 

Entrevistas de trabajo virtuales.

busqueda empleo

Desde hace ya unos años, la posibilidad de hacer una entrevista online, con plataformas como Skype, Sky My Business o Google Hangouts. Muchas empresas, para ahorrar tiempo, coordinan fases iniciales del proceso a través de herramientas tecnológicas que le permitan evaluar al candidato desde cualquier lugar del mundo y de manera ágil. La globalización ha permitido traslados de ejecutivos a otros países a través de este método, por lo cual sintonizar con ellas y saber cómo funcionan es una tarea obligada para todos aquellos que buscan un cambio laboral en este tiempo.

Eso sí, que la entrevista no se efectúe en persona no te exime de cuidar tu aspecto personal y tu vestuario; puesto que aún en la distancia y por Internet estos aspectos se valoran y tienen en cuenta en los procesos de selección.

¡No pierdas oportunidades laborales, intégrate ya al mercado online!

Deje una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *